EL DUELO

Todos hemos vivido un fallecimiento de alguno de nuestros familiares y es una pérdida irreparable pues son miembros con los que convivimos diariamente, amamos y queremos pues forman parte de nuestra familia, de nuestro círculo de amistades, etc.

Un fallecimiento de un miembro del clan es un golpe muy fuerte sobre todo cuando la persona fallece a una edad que no es la adecuada para nuestro entendimiento, quisiéramos que nuestros familiares vivieran muchos años  y el fallecimiento fuera tranquilo, a una edad muy avanzada, despidiéndose de su familia y muriendo en paz; pero cuando el fallecimiento es de algún miembro joven o que muere antes de lo previsto en un accidente automovilístico, por drogas, por asesinato, o cualquier otra causa inaceptable es cuando entramos en duelo.

Para explicar el duelo primero hare mención de los tipos de fallecimientos que existen dentro del clan, son dos:

Aceptables: como su nombre lo indica son los aceptados por el clan, por ejemplo, el fallecimiento del abuelo que muere en la vez rodeado de sus familiares, sin problemas, ya ha vivido más de 80 o 90 años, aquí el duelo es aceptable y se vive de una manera más admisible por los miembros del clan, los familiares dicen “le llegó su hora”. El duelo es aceptable de hacer por la lógica del clan.

Inaceptables: Suceden a raíz de una desaparición prematura, injusta, inadmisible, inesperada, por ejemplo; la muerte en un accidente, la muerte de un miembro del clan en la infancia, en la juventud, etc. Aquí el duelo es inaceptable de realizar.

¿Pero qué es EL DUELO?

Bien el duelo es un dolor, una lástima, un sentimiento que se tiene por la muerte de algún miembro del clan, son las demostraciones que realiza la familia, los amigos, los miembros del clan para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien, es un momento de reunión de parientes, amigos e invitados que asisten al funeral, a la conducción del cadáver al cementerio, a los funerales.

Para el doctor Salomón Sellam, la clasifica en nueve etapas, las cuales algunas se viven simultáneamente y es el proceso por el que pasa cualquier persona para asimilar la muerte de un ser querido y poder vivir el hoy:

  • La Negación: Es la primera reacción de la persona, creer, rechazar, admitir la noticia, con expresiones de ¡No lo puedo creer! ¡no puede ser! ¡Es imposible! Necesitamos un cierto tiempo para aceptar la noticia.

 

  • El regateo: las frases clave, son ¡porqué el y no otro! ¡me hubiese gustado morir en su lugar! Es el medio que se utiliza para disminuir el sufrimiento, situaciones donde real o simbólicamente la vida y la muerte se cruzan.

 

  • La cólera: un sentimiento interior de cólera invade a la persona y se puede exteriorizar mas o menos ruidosamente, durante un tiempo más o menos largo.

 

  • La tristeza: una fase depresiva que viene después de cada fallecimiento admitido o no admitido.

 

  • La explicación: son muchas las explicaciones para aceptar la desaparición, un ejemplo el tiempo, la enfermedad grave, el alcohol, el cigarro, la velocidad, y un sin fin de explicaciones al respecto.

 

  • La comprensión: va casi unida a la explicación, pues una vez asimilada la explicación se llega a la comprensión.

 

  • La integración de las informaciones: una vez que hemos dado la explicación y ha sido aceptada la comprensión, la integración puede hacerse. Integrar significa interiorizar para poder pasar a la etapa siguiente.

 

  • La aceptación, el perdón, la liberación: por fin se ha admitido la muerte, me desligo poco a poco de la carga emocional por esta desaparición, acepto simplemente la partida del ser querido, le perdono el haberse ido.

 

  • La reinversión: por fin puedo estar en el presente y continuar viviendo en mi vida de hoy, es la puesta en marcha de las pulsiones naturales de la vida, aquí la vida puede continuar, el drama no se borrará nunca sin embargo solo hemos pasado unas paginas.

 

 

Un duelo bloqueado impide el avance hacia cualquier dirección de investigación por más pertinente que sea, el duelo bloqueado es una negación, no lo puede creer la persona, expresiones como ¡veo que viene a visitarme frecuentemente! ¡acudo a una vidente para platicar con el fallecido! El duelo bloqueado también se puede vivir desde la etapa de cólera, desde la tristeza, desde la explicación, desde la culpa, desde la comprensión y en la aceptación.

No hay un ser humano que no haya sufrido de las pérdidas de nuestros familiares, y eso es común el problema radica en la forma en la que he tomado yo el duelo, allí está el entendimiento que tengo de la situación, muertes habrá siempre así como nuevos nacimientos, si puedo enfrentar una separación podré enfrentar más situaciones difíciles en mi vida, así como también dejar ir a mi familiar y seguir mi vida en armonía y viviendo en el aquí y ahora, es momento de vivir, te propongo poner un alto a esta situación y a través de una terapia terminar tu duelo y seguir tu evolución personal.

____________________________________________________________________________________________

Lic. Claudia Anaya

Especialista en Bioneuroemoción®

citas por Skype

claudiaarceo@hotmail.com

Whatsapp +52 44 33 25 60 37

*Agradezco a mis fuentes textuales; Enric Corbera, Dr. Salomón Sellam, Christian Flèche, Dr. Hammer y todos los que se han dedicado a recopilar e investigar y para que esta información pueda compartirla con ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s