La Culpa

Para la Real academia de la lengua española la culpa es una imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta.

La expresión “sentimiento de culpabilidad” se emplea en sentidos diferentes; para el psicólogo la culpa es una acción u omisión que provoca un sentimiento de responsabilidad por un daño causado. Para el jurista es una omisión de la diligencia exigible a alguien, que implica que el hecho injusto o dañoso resultante motive su responsabilidad civil o penal.  El teólogo verá en la culpa una perturbación voluntaria de la ordenación del hombre hacia Dios.

Algunas civilizaciones, están marcadas por la presencia de un sentimiento de vergüenza, más que por la culpa, entendiendo la vergüenza como la angustia ante el juicio negativo expresado por otros sobre nuestra conducta. Los que viven en el área de una civilización de vergüenza son más sensibles a una crítica que viene de fuera que al deber para con Dios a través de la propia conciencia.

La culpa en la literatura

Kafka es el escritor que más ha resaltado esta transposición: el hombre es el prisionero de su o de sus pecados, sin que tenga siquiera conciencia de ellos.

Jean Paul Sartre, en su narración Saint Genet, se esfuerza en demostrar que lo que nos hace culpables es la mirada del otro en el acto de robo que nosotros cometemos. El pecado original es salir nosotros a la superficie en un mundo en el que hay otros hombres. La culpabilidad moral se presenta, nos dice Sastre, cuando el hombre se opone a esta situación y vive condenado por él mismo y por los demás.

Psicoanálisis y culpabilidad

Sugiere Freud que las limitaciones que nos vienen impuestas desde el exterior, que nos obligan a suprimir ciertos deseos, dan lugar a la formación de la conciencia. Estos deseos desechados y rechazados por lo que es más fuerte, siguen viviendo en el fondo de la psyche. La culpabilidad es, en consecuencia, el volver a encontrarse con una falta ya olvidada.

Jungn se aparta enteramente a las teorías de Freud al atribuir un papel considerable al inconsciente. La conciencia es para él un factor dinámico que se hace resaltar las opciones diferentes que se ofrecen a nuestra acción, a menudo contrarias una con otra.

Otros psicólogos A. Hesnard en su libro L´univers morbide de la faute, estiman que el punto débil de la contextura psíquica del hombre está en la predisposición a la culpabilidad. Para no ser víctima de ella, es necesario practicar una moral sin pecado que tolera todo mientras no se realicen actos perjudiciales para los demás.

La culpa es un mecanismo de autodestrucción, el cual una vez activado comienza a generar en la persona un auto boicot contra cualquier forma de destacar en la vida, ya que pone limitación en todo sentido en el fluir de la persona. Te has preguntado cuantas veces te has realizado un autoboicot por la culpa que has cargado. O cuantas veces terminas haciendo lo que quiere el otro con tal de liberar culpa, pues son un sin fin de situaciones donde la culpa genera la autodestrucción; unas veces lentamente y en ocasiones más rápido, pero esta allí latente y esperando autoboicotear tus planes en cuanto desees hacer algo.

Aún no tienes claro lo que es la culpa, bien te pondré algunos ejemplos: “por tu culpa no logro lo que quiero”, “eres culpable porque si no estuvieras yo sería feliz”, “por tu culpa no logro destacar”, “no puedo despegarme de ti es tu culpa”, “bien échame a mí la culpa para que estés contenta(o)”, y un sin fin de situaciones en las cuales has permitido cargar con ese lastre pesado llamado “culpa”.

Constantemente la culpa se ve proyectada en el otro para limpiar mi imagen, pero la culpa nos pone en otras ocasiones en posición de “victimas” ya que es un mecanismo infantil de liberarme de la situación problemática, quizá no has logrado identificar la situación por la cual te sientes culpable, te invito a descubrirla, te invito a indagar y descubrir juntos de qué situación o porqué te sientes culpable.

Ese sentimiento de culpa que te sigue a donde quiera que vas y te hace constantemente sentirte culpable, una culpa que cargas y no sabe de dónde viene, pero sabes que la única manera de salir de este enredo es liberándola, y ¿cómo la libero? a través de terapia llegando a transmutarla y liberarla, con ayuda profesional, porque si no se libera llegará a ti, como una enfermedad o como un bloqueo el cual te impedirá realizarte como persona y limitar tus capacidades.

*Agradecimiento al escrito de Leo Elders, S.V.D. pues sin su texto no seria posible transmitir este escrito.

___________________________________________________________________________________________

Claudia Anaya Arceo.

Acompañante en Bioneuroemoción®

citas por Skype

claudiaarceo@hotmail.com 

Whatsapp  +52  44 33 25 60 37

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s