Castración/desvalorización infantil

La sexualidad está estrechamente asociada a la noción del territorio en general, y este último está muy ligado a la noción de territorio sexual en particular, noción de poder, es el derecho a la reproducción.

LA CASTRACIÓN/DESVALORIZACIÓN EN EL TERRITORIO

Arcaicamente para los mamíferos, el grupo y el territorio son principios fundamentales ellos se reproducen únicamente si se dan tres condiciones básicas:

  1. Vivir en grupo para defenderse mejor de las agresiones externas. Un ejemplo los leones en manadas, los humanos en clan o familia.
  2. Encontrar y conquistar territorio delimitarlo y protegerlo de los rivales. Como ejemplo los lobos para sobrevivir cambian sin cesar de territorio, nuestros ancestros prehistóricos invertían en una cueva segura hoy en día invertimos en créditos, hipotecas para comprar una casa o apartamento y colocar unas alarmas seguras.
  3. Respectar el reglamento interno una vez que el territorio se tiene y está seguro es cuando debemos respetar el reglamento interno teniendo como finalidad la supervivencia de la especie, del grupo y de los individuos, garantizando las mejores condiciones posibles para la llegada de su progenie y dando a las crías las máximas posibilidades de llegar a la edad adulta.

 

LOS LOBOS

Los lobos viven en una manada muy estructurada, jerarquizada, es liderada sin compartir nada y con mucha agresividad, por la pareja de alto rango constituida por el Lobo Alfa, el único que tiene derecho a reproducirse con la Loba Alfa. Los demás lobos de la manada de rango inferior no están autorizados a ampliar la familia pues corren el riesgo de fuertes represalias por parte de la pareja Alfa. A ellos se les denomina lobos Beta. Existe otro rango por debajo de éste son los lobos Omega.

El lobo Alfa es el amo porque es el más fuerte, el más resistente, lo demostró en sus peleas con los demás lobos, durante la constitución de la jauría. A nivel biológico, la impregnación de testosterona está al máximo y esto solo refuerza su característica de macho dominante.

La reproducción la disfruta el Lobo Alfa en un privilegio total, el reproducirse o no está en función de numerosos factores, todos ellos ligados a la supervivencia de la manada. Los demás lobos también tienen su propio instinto sexual pero no pueden ejercerlo libremente con sus compañeros. Los especialistas llaman a este proceso Castración, cuyas consecuencias biológicas lleva a una disminución de la impregnación de testosterona en los lobos beta y omega y a una modificación de la dinámica hormonal ovárica en las lobas beta y omega.

Castración/Desvalorización en los Seres Humanos

Bien una vez entendido lo anterior pasamos a la castración/desvalorización en los seres humanos, la Castración va unida a la noción de desvalorización que, en algunas dinámicas familiares, aparece ya en la infancia, este periodo que va desde los 0 a 7 años, durante el cual se constituye la personalidad y puede prolongarse a la adolescencia o más allá, y continúa presente algunas veces toda la vida del individuo, aunque los castradores hayan fallecido.

Algunos sinónimos para entenderla mejor: rebajamiento, envilecimiento, arrinconamiento, desconsideración, denigración, humillación, ridiculización, falta de respecto, infravaloración, desatención ignorando al niño y falta de dedicación a los hijos, impedirle o hacer todo lo posible para que no sea quien es él realmente, o vuele por sus propias alas, o bien no alentarle ni animarle para que se desarrolle como niña o niño que es.

Puede darse esta castración/desvalorización de la siguiente manera:

Castración/desvalorización cuantitativa: puede ser debido a uno o varios episodios impactantes de la infancia a la adolescencia.

Castración/desvalorización cualitativa: representa el sentimiento del niño a su llegada al mundo: humillación, rebajamiento, desvalorización, ira, abatimiento, imposibilidad de defenderse, de replicar, y generalmente todos estos resentimientos quedan grabados para siempre en la memoria del niño y se mantienen activos años después incluso después de haber dejado el domicilio familiar.

Algunas razones de esto:

Embarazo prematuro: padres estudiantes, problemáticas sociales, religiosas o económicas. Ejemplo obligación de parejas a casarse.

Niño no deseado: adúltero, doble vida, desacuerdo conyugal.

Niño que representa a otra persona: con la cual el castrador tuvo problemas, ejemplo: mi hijo representa a mi hermano menor con el cual he tenido dificultades.

Celos infantiles: entre hermanos y hermanas.

Celos parentales: entre uno de los padres y un niño.

Bien lo anterior son algunas situaciones que se presentan, ahora te pregunto a ti, ¿has sido castrado/desvalorizado de niña o niño?, recuerdas como te sentiste en tu infancia, fuiste una niña(o) atendido, cuidado, protegido, valorizado, sentiste las carencias, te proporcionaron el ambiente adecuado en tu familia, las carencias de la infancia se manifiestan en la etapa adolescente y adulta y muchas veces seguimos pidiendo desde la niña o el niño que careció de amor, protección, cuidado, etc.

Agradecimiento Dr. Salomón Sellam por la compilación textual realizada pues gracias a ello puedo compartir este artículo con ustedes.

____________________________________________________________________________________________

Lic. Claudia Anaya

Terapeuta y Acompañante en Bioneuroemoción

Email: claudiaarceo@hotmail.com

Whatsapp:  +52 44 33 25 60 37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s